Bubbles-2.gif

RECOMENDACIONES PARA POTENCIAR
TU SISTEMA INMUNE – ALIMENTACIÓN Y AUTOCUIDADO

En KM ZERO queremos aportar desde nuestro sector, la alimentación, consejos y sugerencias para ayudarte a afrontar mejor la actual situación sanitaria causada por el brote del COVID-19 o coronavirus. Hemos recopilado información de fuentes como la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD). Recuerda que, en general, y respecto al COVID-19 lo más recomendable es seguir las fuentes oficiales.

ALIMENTACIÓN

Es importante fortalecer las defensas. Precisamente una adecuada alimentación puede mejorar el sistema inmunitario y ayudar a mantenernos más saludables. Así nuestro organismo puede hacer frente a los elementos patógenos, como los virus y demás microorganismos que causan las enfermedades.

Ayuda a mejorar tu sistema inmunológico de forma natural: una buena manera de preparar y fortalecer este sistema es consumiendo frutas y verduras en buena cantidad. Para subir las defensas elige alimentos ricos en selenio, zinc, vitaminas C y E, probióticos y omega 3, porque favorecen la producción de las células de defensa de forma eficiente.

El selenio está presente en la nuez de Brasil, el trigo, el arroz, la yema de huevo, las semillas de girasol y el pollo. Algunos de los alimentos que contienen zinc son las ostras, las gambas, la carne de ternera, el pollo, el pescado, el hígado, el germen de trigo, los granos integrales y los frutos secos.

 

La vitamina C se encuentra en la naranja, la mandarina, el limón, las fresas y los arándanos. La vitamina E, en semillas de girasol, avellanas, cacahuetes o almendras. Alimentos probióticos serían el yogur natural y la leche fermentada. En la sardina, salmón, atún y linaza se encuentra el omega 3.

La Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) señala que los mejores alimentos para fortalecer las defensas son: espinacas, coles de Bruselas, naranjas, mandarinas, kiwis, melón, fresas, salmón, bacalao, atún, sardinas, hígado, huevos, cereales, frutos secos, miel, cebolla y ajo.

 

Conocidos antivirales y antiinflamatorios naturales son el orégano, el jengibre, el sauco, el tomillo, el romero, la cúrcuma y la canela.

 

A pesar de que pueda ser conveniente comprar productos más duraderos para evitar salir tan a menudo, puedes comprar determinados tipos de hortalizas que son más resistentes al paso del tiempo, como es el caso de la col, la coliflor, la col lombarda, las zanahorias o las cebollas. Otra opción es alargar la vida de algunos vegetales realizando conservas caseras.

 

En caso de que compres otras verduras como tomate o brócoli, para su conservación es mejor tenerlas fuera de la nevera, que es donde más tiempo aguantan, a diferencia de lo que a veces hacemos.

Nuestra recomendación es aprovechar esta ocasión para cocinar mucho y hacerlo en familia, si es posible. Y cuando vayas a la compra, hazlo con cabeza. Realiza un listado previo con todo lo que necesitas, para no desperdiciar comida y no contribuir a la escasez de alimentos en momentos puntuales. Acude solo. Intenta no llevarte la comida especial (la comida para celíacos, por ejemplo) si no encuentras tus productos de siempre, pues ellos los necesitan. Recuerda que los supermercados NO se van a desabastecer, simplemente se reajustan para poder suplir las necesidades que surgen de esta situación nueva. El suministro básico de comida está asegurado.

 

Por último, intenta apoyar a los emprendedores con tus compras. Si quieres conocer a las startups que impulsamos desde KM ZERO, muchas de las cuales producen o comercializan alimentos, puedes hacerlo AQUÍ.

HIDRATACIÓN

Otro aspecto fundamental es la hidratación. El agua ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y mantiene las mucosas húmedas y previene que los gérmenes que inducen los resfriados y gripes se adhieran en las paredes de la nariz y pulmones. Los zumos verdes son grandes aliados, llenos de líquido y micronutrientes. También es recomendable beber alrededor de dos litros de agua todos los días y beber bebidas calientes y caldos y zumos de limón o naranja.

 

EJERCICIO

También es crucial movernos de vez en cuando, aunque estemos en casa. La práctica deporte de forma regular aumenta las defensas. No se tienen claras las razones, pero la subida de temperatura al practicar deporte combate algunos gérmenes, reduce los niveles de estrés y el sudor ayuda a eliminar bacterias y toxinas del cuerpo, además de estimular la circulación sanguínea. Realiza alguna actividad física como ejercicio o baile, por ejemplo, al menos 30 minutos al día.

COMUNICACIÓN

En estos tiempos procura seguir cultivando tu vida social, tus relaciones. Es fundamental sentir y contar con apoyo de personas cercanas, aunque no puedas estar con ellas físicamente. Mantén el contacto con las personas que te importan. No te aísles. Gracias a la tecnología puedes hacer reuniones no solo de trabajo, sino con amigos y seres queridos.

CALMA

No solamente debemos nutrir e hidratar adecuadamente nuestro cuerpo. También son necesarias ciertas pautas que ayuden a mantenernos en calma. El nerviosismo o el miedo de contraer el coronavirus pueden debilitar el sistema inmunológico. Es vital mantener una actitud positiva y hacer actividades que nos ayuden a subir nuestro ánimo. El estrés afecta las hormonas que regulan el sistema inmune, y en consecuente, predispone al cuerpo a las infecciones. A veces solo con hacer pausas, respirar o meditar, es suficiente para encontrar momentos de calma.

DESCANSO

Cuando no duermes lo suficiente, el sistema inmunológico se deprime. Lo ideal es dormir 7 horas al menos. La ciencia demuestra que con la falta de sueño aumentan las citoquinas inflamatorias mientras que disminuyen las células T, dos respuestas que debilitan el sistema inmunitario. También se recomienda respetar las rutinas de sueño, intentando mantener el horario habitual de irse a la cama y despertarse.

IMPORTANTE:

Los únicos consejos oficiales para prevenir el virus son las recomendaciones de la OMS: lavarse las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón; evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca; mantener una buena higiene de las vías respiratorias; cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar; y permanecer en casa si la persona no se encuentra bien o si tiene algún síntoma como fiebre, tos y dificultad para respirar. En ese caso, buscar atención médica.

 

Esto también pasará. Pero debemos estar unidos. Tu responsabilidad frente al autocuidado y al seguimiento de las pautas oficiales hará que podamos recuperarnos en menos tiempo y que las consecuencias sean menores.

 

¡Esperamos volver a vernos pronto! De momento, estamos trabajando desde casa y te animamos a hacer lo mismo en la medida de lo posible. Desde nuestras redes sociales y blog seguiremos compartiendo información de utilidad. Si quieres contactarnos, escríbenos a contact@kmzerohub.com ¡Ánimo!

Bubbles-2.gif

©2020 KM ZERO Food Innovation Hub