top of page

La revolución verde: transformando el sector alimentario a través de la Bioeconomía

En la primera década del siglo XXI se comienza a popularizar y consolidar el concepto de bioeconomía por parte de la Unión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con el objetivo de promover el uso de la biotecnología para desarrollar nuevos productos y mercados.


Este concepto surge como respuesta a la necesidad de abordar la escasez de recursos no renovables, el impacto negativo en el medio ambiente y la demanda de diversificación en las fuentes de recursos renovables. Este enfoque también se nutre de los avances tecnológicos disponibles y del creciente interés de los consumidores por la sostenibilidad. En esencia, la bioeconomía busca aprovechar de manera sostenible los recursos biológicos y renovables.

Este tema se ha convertido en un camino para equilibrar el crecimiento económico con la conservación del medio ambiente. A nivel nacional, el principal instrumento de desarrollo de la bioeconomía es la Estrategia española de Bioeconomía: Horizonte 2030, publicada en el año 2015 por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al reconocer, la importancia de preservar la diversidad de especies y el equilibrio de los ecosistemas; la bioeconomía se enfoca en mantener los recursos biológicos necesarios para la producción de alimentos a largo plazo. Durante ftalks Food Summit 2023, tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano esta iniciativa ya que, Begoña Pascual, jefa del área de innovación y digitalización del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, moderó el debate que resaltó el compromiso de este proyecto en estimular y enfocar la atención en iniciativas que promuevan el uso de recursos biológicos renovables y la conversión de subproductos en productos de alto valor agregado, como bioproductos y bioenergía.


Esta estrategia contribuye directamente a fortalecer la seguridad alimentaria y preservar la diversidad genética de plantas y animales; aspectos esenciales para poder adaptarse a los nuevos cambios y enfrentar los desafíos emergentes en la agricultura. En ftalks23, Andrés Pascual, director de Innovación en AINIA, recalcó que el desafío más atractivo de la bioeconomía es lograr un crecimiento económico al mismo tiempo que se resuelven problemas medioambientales relacionados con el uso de recursos biológicos, aprovechando la innovación tecnológica. A su vez, aseguró que este reto ofrece la oportunidad de crear nuevas empresas tecnológicas especializadas en la bioeconomía, que compitan a través de la tecnología y ofrezcan productos innovadores basados en recursos biológicos como residuos orgánicos o microalgas, utilizando procesos de transformación eficientes y sostenibles. Por último, Pascual nos presentó Star Bec, el nuevo programa de acompañamiento tecnológico cofinanciado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y AINIA impulsando tecnológicamente a 10 startups durante un año, así como la creación de una comunidad y programa más sencillo para 100 startups para que puedan realizar actividades en conjunto.


Por otra parte, Lidia García-García, Técnica de I+D+i en Agroalimentación de LAS NAVES, subrayó como entidad pública local dos grandes retos. Por un lado, que desde las políticas públicas municipales se pueda promover y facilitar este tipo de proyectos y de acciones relacionados con la bioeconomía, sobre todo para promover la sostenibilidad y la resiliencia a nivel territorial. Y como otro reto, que la bioeconomía sea una oportunidad para incluir y no excluir al sector agrario y rural más pequeño o más local. “Siempre pensamos en agricultores y agricultoras con grandes extensiones, pero tenemos que tener en cuenta que, al menos en Valencia, es muy importante este sector más pequeño de superficies más pequeñas”, reconociendo su papel fundamental en la sostenibilidad y calidad alimentaria.


Caterina Coll, CEO de Perseo Biotecnology, mencionó que hay una clara apuesta a todos los niveles, europeo, nacional y regional, para fomentar proyectos relacionados con la bioeconomía. No obstante, Coll destaca un reto importante como la materia prima que estamos produciendo a través de estos procesos; dando voz a que haya una estabilidad en esta materia prima para que las inversiones en este tipo de procesos puedan ser viables.


El futuro de la bioeconomía es prometedor y uno de los ejemplos de estos avances sería el de Marcos Fernandes, Cofundador y CEO de Chlydro, otro de los participantes de la mesa redonda de ftalks23. En su compañía, recurren a la capacidad de las plantas acuáticas de rápido crecimiento para absorber el CO2 atmosférico. Su sencilla tecnología permite capturar toneladas diarias de carbono, contribuyendo de manera definitiva a la reversión del cambio climático.


Otros casos a destacar como ejemplo y que también pudimos ver en el Food Summit fueron el caso de Terrace Lab, startup española con sede en Madrid que se centra en crear columnas verdes en espacios como oficinas, universidades o hogares. En relación con otros avances para la creación de nuevos alimentos, existen proyectos innovadores como Akua, que fabrica alimentos a partir de algas marinas, ofreciendo una solución sostenible que también contribuye a restaurar el equilibrio del ecosistema marino. Además, en el ámbito de nuevas fuentes de proteínas, la ganadora de los Startup Pitches Awards Levprot Bioscience, biotecnológica centrada en la investigación, desarrollo y producción de proteínas recombinantes para las industrias alimentaria, del diagnóstico y farmacéutica.


Estos casos generan un alto valor y ejemplifican la innovación en la producción sostenible, contribuyendo a la reducción de la huella ecológica y mejorando la productividad. En conjunto, estos enfoques y perspectivas subrayan la importancia de la bioeconomía en la evolución positiva del futuro de la alimentación demostrando que la bioeconomía no es solo una teoría, sino es una oportunidad tangible para construir un mundo más sostenible y resiliente para las generaciones futuras.


Si tienes una startup que opere en el sector de la bioeconomía, la convocatoria START-BEC by AINIA te ofrece mentorización tecnológica para impulsar tu proyecto. Aplica hasta el 1 de diciembre en http://www.startbec.com/







Comments


bottom of page